lunes, 9 de marzo de 2009

La Raya


Como en todas las cosas de la vida,tambien en las relaciones BDSM existe una raya que no se debe de cruzar;un limite,una frontera,especificada por ambas partes generalmente al inicio de la relacion.

Es en esta linea,en la que en buena medida,se basa la seguridad y confianza de la parte sumisa en la parte dominante.La fe en que el Amo no traspasara este limite,suceda lo que suceda,la permite abandonarse a los placeres de la sumision.

Pero los Am@s somos humanos,y es mas que seguro que en alguna ocasion sintamos el impulso,el deseo de forzar la situacion llendo un poco mas alla,cruzando con ello dicha raya.

Por experiencia se que es un impulso fuerte,en una ocasion hace ya tiempo,estando con una sumisa que habia solicitado que no hubiera nada de sexo,senti como el deseo de hacerme el longui y saltarme dicho limite iba creciendo.Tras un rato de tenerla desnuda y en mi poder ya no me bastaba y sentia el anhelo de tener mas aunque ello implicara saltarme los limites.

Hacerlo implicaba la voladura de su confianza en mi,destruir aquello que estabamos construyendo,asi que decidi suspender la sesion de inmediato.Mejor terminar que ir demasiado lejos.

Esta claro que es una decision drastica,pero necesaria.Los limites son algo mas que una serie de cosas que no podemos hacer,son el garante del compromiso del Amo hacia la sumisa,son nuestra palabra de honor de que velamos por su bienestar y no por nuestro mero placer.

Cruzar esa linea,puede luego ser justificado de mil y una maneras,inventarnos mil excusas,pero el resultado final sera siempre el mismo;habremos quebrado su confianza en nosotros.

Tarha

5 comentarios:

jjadde, seda negra de Gor dijo...

el limite es que no hay limite...o los limites se hicieron para cruzarse....es yan relativo....siempre la ralla se puede "correr" un poco....


Un beso desde Gor....

lilaNegra{AMANDA} dijo...

Señor:
Agardecer los comentarios que ha hecho en mi espacio y que no he tenido oportunidad de agradecer antes.
Respecto a su post, puedo decir que ojala hubiera muchos dominantes como Ud. Se que por màs que no se quiera siempre si lo consideran que puede ser positivo para una como sumisa el tratar de superar un ñlimite lo intentaran pero consensuandolo y hablandolo. Como dce creo que muchas veces inmersos en una sesiòn pueda sentirse esa tentacion y muchos se olvidan de lo pactado.
Como siempre mi cariño, mi afecto y todo mi respeto
Gracias por abrirme los ojos con sus comentarios
Un beso

akane{T} dijo...

Como bien dice el estar inmerso en una sesión puede llevar a sentir el fuerte impulso de traspasar esa línea consensuada. Esta sumisa cree que saber que no se cruzaran esos límites es lo que da la seguridad y la confianza en una relación BDSM. De esa forma se pueden obedecer las órdenes sin temor de que se vayan a traspasar esos límites pactados. Eso es lo que permite confiar plenamente a una sumisa en su Amo.

A su servicio, mi Señor.

perra dijo...

Y la confianza que no falte aunque a veces nos cuesta confiar a causa del pasado, besos, caballero

Dantonmaltes dijo...

Eres muy legal y es encomiable el control que demostraste. Ahora bien: yo soy de los que piensa que el BDSM está ligado al sexo y al placer. Sé que hay quien no piensa así pero nunca jugaremos juntos.