jueves, 6 de junio de 2013

El Contrato

Y que es?,y para que sirve?,y como se hace?,y que se hace con el?...........
No sabríamos muy bien,decir como y cuando fue la primera vez que alguien hizo un contrato de esclavitud,pero si sabemos que rápidamente se extendió por todo el mundo BDSM convirtiéndose en una pieza importante de de su ceremonial.
Últimamente,se han visto como nuevos miembros de la comunidad BDSM,no le ven interés ni utilidad alguna a la elaboración y firma de un contrato,alegando incluso muchos de que como carece de valor legal es una perdida de tiempo,pero no hay que olvidar que el echo de redactarlo y la ceremonia de su firma,poseen un gran carga emocional,y son,pese a carecer de todo carácter legal,una prueba de compromiso de ambas partes.
Obviamente,como en todo lo demás,a quien no le guste la idea del contrato,pues que no lo haga,eso si,recalcamos que se perderá una ceremonia,que junto a la del collar y la de las rosas,conlleva una gran carga emocional,y aun espiritual.
Pero vayamos por partes,que es en si el Contrato?.- Pues lisa y llanamente,es poner blanco sobre negro,las bases en las que se cimentara la relación Am@ & esclav@,los limites,las condiciones de esclavitud,las prerrogativas de uno y las obligaciones del otro,los castigos,la duración,etc
Su elaboración,es prueba de lo acordado previamente en las negociaciones,sobre el signo de la relación,y pese a no tener valor legal alguno,si lo tiene moral,ya que en el esta escrito el compromiso de ambas partes sobre como desean vivir.
aunque en la red,podemos encontrar incluso plantillas para realizar dichos contratos,personalmente recomendaríamos,una redacción totalmente propia,sentarse y dialogar sobre el mismo,poniendo punto por punto cuanto a ambas partes les parezca mejor y mas necesario,así el Contrato sera mas de uno mismo,y no una copia standard que habremos rellenado.
El contrato,es un compromiso personal,algo que habremos redactado y firmado con otra persona con una finalidad muy concreta e intima.No es papel mojado por mucho que legalmente nadie pueda exigir su cumplimiento,con su firma,empeñamos nuestra palabra y hay que ser capaces de ser fieles a ella.
Como con el Collar,no hay que firmar un contrato así sin mas,sino cuando estemos bien seguros de que la relación esta encaminada,ello ademas redunda en su carga emocional,ya que se convierte en un paso,en una puerta hacia el BDSM.
Tarha

1 comentario:

Pandora dijo...

Me encanta tu blog. Sin duda uno lugar bastante bueno para mantenerse informado de todo este mundillo que poco a poco atrae a más gente. Mis felicitaciones.

Ya de paso me gustaría invitarte al jardín del Edén. ¿Te atreves?
Los delirios de Pandora

Un besito muy grande